Reseña: Cochrane y la Hermandad de las Catacumbas

R43.jpg

Gilberto Villarroel vuelve con la segunda entrega del marino más audaz de todos los tiempos, Lord Cochrane y la hermandad de las catacumbas. (Nota: esta reseña la empecé a escribir tal que en julio de 2018, pero por cosas de la vida la aplacé hasta ahora).

Creo que es la primera vez que un libro me crea tanta expectación, prácticamente estuve siguiendo cada una de las actualizaciones del autor por Twitter desde que entró al horno (la imprenta) hasta que llegó a las librerías. Aproveché que mi esposo estaba trabajando en ese momento en Santiago, así que ni bien salió, él muy amablemente fue en su hora de almuerzo a comprarlo y una vez lo tuve en mis manos, me lo devoré… más de 500 páginas en cosa de tres días. Soy de esas personas que si bien leen rápido se toma su tiempo, como quien saborea su dulce favorito hasta el último segundo, así que al final quedé con esa sensación de haberme comido el último trozo de chocolate sin darme cuenta y desearía poder volver el tiempo atrás para degustarlo como se debe.

“En realidad, y sin estar conscientes de ellos, estaban parados frente a una leyenda viviente de las guerras napoleónicas: The Sea Wolf, para los ingleses; Le Loup des Mers, para los francés, y El Diablo, para los españoles.” Página 22

En fin, entremos en materia. Nos encontramos en la Francia de 1826, es decir, once años después de los sucesos del primer libro en Fort Boyard. Lord Cochrane ya está entrado en los cincuenta años, ya ha vivido aventuras de toda clase en el nuevo continente y está de vuelta en Europa con la intención de prepararse para ir a apoyar a la armada de Grecia. Sin embargo, recibe un mensaje de auxilio parte del profesor Jean-Francois Champollion con quien fuese testigo del resurgimiento de la isla de R’lyeh, hogar del durmiente dios Cthulhu y los terribles sucesos que lo acompañaron.

Así que sus planes originales tendrán que aplazarse, ya que el renombrado egiptólogo a dado con nada más y nada menos que con un descubrimiento que podría ser la piedra angular que necesitaban para dar credibilidad a sus testimonios: un manuscrito escrito por el mismísimo Julio César en el 52 A.C durante las Guerras Galias. Es así como esta historia comienza en el Museo del Louvre donde el marino se junta, casi que, de manera clandestina, ya que es buscado por la ley, a conversar con Champollion le Jeune y es ahí donde se entera que no son los únicos interesados en el hallazgo, pues una sociedad secreta está detrás él y harán lo que sea necesario para tenerlo entre sus manos. Difícil es vislumbrar el alcance y poder de la Hermandad de las Catacumbas, lo único seguro es que Lord Cochrane y sus aliados no se quedaran de brazos cruzados, teniendo que recurrir a todo su ingenio y contactos en una batalla contra reloj sobre tierra francesa.

“«Que nunca te importen las maniobras. Atácalos directamente», le había dicho una vez el almirante Nelson en persona a Lord Cochrane, cuando este último era todavía un joven y osado capitán de la Royal Navy que recién empezaba a destacar en las guerras napoleónicas. Página 105

Las descripciones que nos entrega la narración nos conducirán a través de los ojos del autor tal y como si estuviésemos de paseo por París, ciudad donde sucede gran parte de la trama, sus calles, monumentos y por supuesto, sus tenebrosas catacumbas nos envuelven con una atmósfera lovecraftiana que es realmente atrapante y cautivadora. Todo esto sumado a una trama de aventura, acción e intriga, que sucede en dos momentos tan diferentes, pero que no dejan de estar ligados el uno con el otro en una sublime forma.

Una vez más nos vemos envueltos en las aventuras del aguerrido marinero, que no importa cuánto tiempo pase y que su cuerpo ya no sea el mismo que once años atrás, siempre encontrará la forma de anteponerse al infortunio y la adversidad. No les voy a mentir, que la perfección que bordea este señor (Cochrane) es tal que es increíble hasta para una historia de ficción, pero se lo perdono porque me tiene completamente flechada. Así que por lo mismo, muchos personajes secundarios pasan aun más a segundo plano perdiéndose la química que en libro anterior era uno de sus puntos fuertes. Que si, que es el protagonista y el libro lleva su nombre. Como sea, entre estos personajes aparecen otras figuras históricas contemporáneas a Lord Cochrane y nunca he sido muy fan de la historia, pero la verosimilitud que le aportan a la trama y la emoción de solo leer sus nombres me hacían soltar un gritito de fanática.

Una vez más todo se desarrolla en Francia, aunque nos iremos desplazando por diferentes lugares y escenarios, cada uno más distinto que el otro. Sin embargo, el principal punto que lo diferencia de la anterior entrega son los antagonistas quienes nos recordaran que los males primigenios son la menor de nuestras preocupaciones y que hasta un simple humano puede ser de lo más temible cuando se lo propone. De todas formas, los monstruos con traje de monstruo no faltarán.

Personalmente, cada libro funciona por sí solo, pero recomiendo empezar con Lord Cochrane versus Cthulhu porque sigue siendo mi favorito y es más amigable con el lector, además a mi parecer, la impresión que deja está a otro nivel. A lo largo de la trama nos recordaran los sucesos de la primera historia en demasiadas oportunidades, lo que siendo sincera me resultó un poco molesto. Por el contrario, las breves menciones a hechos que pasaron entre medio de ambos relatos me fascinaron, ya que son como pequeñas migajas hacia una tercera entrega: Lord Cochrane en las montañas de la locura ¡No veo la hora de que se haga realidad!

 

Anuncios

Un comentario sobre “Reseña: Cochrane y la Hermandad de las Catacumbas

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: